Ibn Battuta, ¿el Marco Polo de Oriente?

Se le ha descrito así en múltiples ocasiones, pero de hecho, el árabe Ibn Battuta recorrió mucho más que el veneciano y con unos objetivos muy distintos.

(reportaje publicado en el número de agosto de la revista Historia y Vida)

Ibn Battuta, el viajero del Islam

La historia de Ibn Battuta, el más conocido e importante de todos los aventureros musulmanes de la Edad Media, comienza en Tánger, ciudad en la que nació en 1304 en el seno de una  familia culta y acomodada. Se cuenta que su padre era un cadí, un magistrado islámico, por lo que creció rodeado de libros que probablemente hacían volar su imaginación. Quizá fueron aquellas primeras lecturas las que empujaron a aquel muchacho a emprender un vasto periplo que duraría treinta años y unos 120.000 km. Se adentró en territorios poco conocidos; salvó el pellejo en diversas ocasiones huyendo de ataques piratas y tormentas; compartió lecho con todo tipo de mujeres exóticas; esquivó el envite de la peste negra; y contó sus aventuras y desventuras con profusión de detalles en una rihlah, o libro de viajes. Ese relato, traducido en Occidente como A través del islam, constituye el retrato más fiel que existe sobre la historia y la geografía del ámbito musulmán durante la Edad Media.

Continúa leyéndolo en PDF: Ibn Battuta, el viajero del Islam

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s