“Ser corresponsal de guerra requiere una mente serena, bien estructurada y, sobre todo, fuerte”

Esta entrevista se la hice a ese gran periodista que es Jon Sistiaga para una newsletter de un congreso de psiquiatría que se realizó en Barcelona en enero de 2010. Además de ser completamente encantador, Sistiaga es un periodista excelente, para mí uno de los mejores de este país. En Cuatro y en CNN+ se pueden seguir algunos de los reportajes que hace por países en conflicto.

Jon Sistiaga

Reportero especializado en conflictos, relaciones internacionales e investigación, Jon Sistiaga (Irun, 1967) es, quizás, nuestro corresponsal más popular. Desde que comenzara su andadura en Ruanda, Sistiaga nos ha acercado a la pantalla de nuestra televisión el genocidio de Ruanda, la masacre en los Balcanes, el infierno de las cárceles en Colombia o la pesadilla de los narcos en México. Además, ha investigado temas como las redes de Al Qaeda o las sectas islámicas radicales instaladas en España.

Sin duda, ha vivido momentos muy difíciles, emocionalmente, y ha pasado miedo, como cuando un ataque del ejército de los EEUU contra el hotel Palestina, durante la guerra de Iraq , acabó con la vida de su compañero, José Couso. Su trayectoria profesional le han valido numerosos reconocimientos, como los premios Ortega y Gasset 2003 y Reporteros Sin Fronteras 1999.


El 2 de abril de 1999, te encontrabas en la frontera entre Kosovo y Macedonia filmando la llegada de un tren cargado de refugiados cuando las tropas serbias te capturaron a ti y a tu cámara. Estuvisteis presos cinco días. ¿Pasastéis miedo?

No se puede ser un periodista especializado en conflictos si no se tiene miedo. Un miedo racional, contenido, pero miedo, al fin y al cabo, que es el que te ayuda a seguir vivo. Ésa es la primera lección que aprendí al acudir a mi primera guerra. En aquella ocasión, en Ruanda, fui por casualidad, o más bien por descarte, porque nadie más de la redacción donde trabajaba quería ir. Yo me ofrecí voluntario y además me creía preparado para ello. Desde entonces he estado en lugares como Irak, Afganistán, Palestina, Sahara, Irlanda del Norte, Kosovo, Colombia, etc.

¿Por qué  te decidiste por el periodismo de guerra en lugar de económico, político o de deportes? ¿Qué te aporta?

De hecho, el periodista que va a las guerras hace un poco de todo eso. No es sólo ir al frente y retratar las trincheras o los horrores de la guerra, sino contar que la bolsa de Bagdad se ha desplomado; que la liga de fútbol afgana se sigue jugando; que la biblioteca central de Sarajevo ha sido bombardeada; o que las conversaciones de paz de Colombia se han roto. Eso es también hacer periodismo económico, deportivo, cultural o político..

El corresponsal de guerra es a menudo una profesión en vuelta en leyenda, que se suele relacionar con personajes como Robert Capa, que viven de aventura en aventura. En cambio, hay novelas, como La Noche Abierta, de Javier Reverte, que retratan al corresponsal bélico como un personaje con poca ética, que haría lo que fuera por conseguir una exclusiva o un stand-up efectista…  ¿Cuánto de ficción y cuánto de realidad tienen esos mitos del periodista de conflictos bélicos?

No creo que los reporteros de conflictos tengan ni ese glamour de Capa -por otra parte mitificado por los herederos de su propia agencia Mágnum, porque han quedado demostradas las imposturas de algunas de sus fotos-, ni que todos sean esos tipos oscuros, egoístas, alcohólicos y mujeriegos que también gustan de retratar algunos guionistas de cine. Somos bastante más normales. Y como en todos los trabajos, hay colegas más amables, más pesados, más narcisistas, más atormentados, más prosaicos o más buena o mala gente.

Según un estudio elaborado por el Dart Center for Journalism and Trauma, el 28% de los periodistas que cubren conflictos bélicos acaban desarrollando estrés post –traumático. ¿Has padecido síndrome de estrés post traumático alguna vez? Otros datos son que el 21% acaba con depresión y un 14% acaba abusando de sustancias como el alcohol y las drogas. No son cifras nada halagüeñas…

He conocido a algunos corresponsales que, efectivamente, han padecido ese estrés postraumático. Es normal. Éste es un trabajo para gente fuerte. No hablo de tipos duros, sino de mentes serenas, bien estructuradas y sobre todo, fuertes. Te enfrentas a situaciones que ponen a prueba la capacidad de serenidad de cualquiera. Sobrepasarlas y aprender a vivir con ellas no te convierte en un tipo más insensible o frío, sino en un mejor profesional. Como los forenses, o los camilleros de urgencias..

También según este estudio, la mayoría de los profesionales que se mueven en primera línea de fuego no reciben ni tampoco buscan ayuda psicológica. ¿Crees que los medios de comunicación deberían proporcionar al periodista un entrenamiento psicológico antes de enviarlo al lugar, una especie de curso preparatorio sobre la violencia? ¿Por qué crees que el corresponsal, a su vuelta, no acude en general a un profesional para recibir tratamiento?

Si el periodista no acude es porque no lo necesita. Sé que el primer paso de una depresión es reconocer que se padece, pero, cuando uno vuelve de una guerra, se han visto cosas tan desagradables que normalmente sólo encuentras refugio, a la hora de hablar o confesarte, entre tus propios colegas de trabajo en conflictos. Da la sensación de que sólo ellos, que han estado allí igual que tú, son capaces de entender lo que les cuentas.


Anuncios

10 Respuestas a ““Ser corresponsal de guerra requiere una mente serena, bien estructurada y, sobre todo, fuerte”

  1. ¿ Es esta la primera parte de la entrevista ?. Espero que este arriesgado periodista, pueda contarnos mucho más de su experiencia.
    Saludos desde Lima, Perú.
    Ramiro Arriarán

  2. Estoy deseando ver la segunda parte. Cómo se disfruta cuando tienes a una persona interesante delante, ¿verdad? A mí también me gusta este hombre. Buena entrevista, corassón

  3. Es la primera vez que leo una nota sobre un periodista en esta especialidad que habla tan serenamente de la actividad en zonas hostiles. Me gustó la nota.
    Soy periodista de Argentina y desde que tomé la decisión de estudiar esta carrera siempre quise ser corresponsal de guerra, incluso hice cursos sobre el tema. Quiero ponerlo en práctica y no tengo idea como, me he ofrecido como aspirante en varios lados pero no he tenido respuesta. ¿Alguien podría guiarme?

  4. Quería felicitarte por la entrevista a Jon, es muy buena!!! Ojalá que puedas seguir poniendo información de un modo tan cálido y humano sobre una actividad tan fuerte.
    A mi también me gustaría ser corresponsal de guerra.
    Saludos!

  5. Muchas gracias Victoria! Es un gran personaje. Habla super bien y me parece uno de los mejores periodistas de este país. 🙂

  6. eres una profesional de carta cabal soy de yurimaguas loreto peru bay. cuidate mucho.

  7. eres una profesional de carta cabal soy de yurimaguas loreto peru .bay. cuidate mucho.

  8. Soy hondureño , estudio periodismo en mi país. Ser corresponsal de guerra es uno de mis sueños , ya que la guerra es el tema más dificil de dar a conocer por su peligrosidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s