“Nos arriesgamos a convertir a nuestros hijos en producto de consumo”

¿Y si pudiéramos dotar a los niños de cierto talento musical, de buena memoria o de buenos músculos? Los avances que se han producido en los últimos años en el ámbito de la ingeniera genética han abierto la puerta a éstas y otras muchas posibilidades. ¿Qué tiene de malo manipular nuestra naturaleza para llegar a ser lo mejor que podamos? El filósofo y profesor de la Universidad de Harvard, Michael J. Sandel trata de responder a esta pregunta en su libro Contra la perfección. La ética en la era de la ingeniera genética (Marbot Ediciones, 2007).

Entrevisté a Sandel hace un tiempo en el CCCB, en Barcelona. Y tengo que decir que es un orador excepcional. Dio una conferencia un miércoles, a las ocho de la tarde. Y nunca antes había visto aquella sala del CCCB tan llena. Sandel provocó debate. Planteó cuestiones super interesante y dificilísimas para decidir sobre ellas. Nos exprimió las neuronas bien. Fue un placer y un lujo poder hablar con él.

Puedes leer la entrevista a Sandel en PDF aquí: Sandel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s