La luz “revela-secretos”

Sincrotrón ALBA

Sincrotrón ALBA

A principios del siglo XX, un grupo de investigadores había comenzado a identificar los componentes diminutos que formaban la realidad que les rodeaba. El pistoletazo de salida lo dio en 1896 el alemán Wilhelm Röntgen, que descubrió los rayos X. Aquella misteriosa luz desconcertó a los físicos, que se lanzaron a intentar averiguar su procedencia. Y en esas estaba el joven neozelandés Ernest Ruthenford cuando descubrió algo que propició el empujón definitivo que necesitaba la física del mundo microscópico. Fue él quien vio, por primera vez, el aspecto del átomo.

Su hallazgo supuso una auténtica revolución y abrió las puertas a la física cuántica, aquella que estudia la estructua de partículas diminutas, imperceptibles al ojo humano. Lo que Ruthenford vio es que todo, absolutamente todo, las personas, las montañas, el agua, los objetos, el mundo que nos rodea, era una sucesión de vacíos con límites difusos rodeados de partículas que daban vueltas.

Un siglo después, ese micromundo sigue fascinando a la ciencia, que intenta averiguar y comprender las leyes que lo regulan. Para ello, quizás el principal problema al que se enfrentan los investigadores sea cómo ver ese universo de tamaño atómico. Una solución son los sincrotrones, una especie de máquinas desvelamisterios, capaces de escudriñar la materia y poner al descubrierto sus más profundos secretos. Se trata de circuitos en los que se aceleran los millones y millones de electrones necesarios para obtener una lux un billón de veces más potente que la de los rayos X con la que poder vislumbrar átomos y moléculas.

En Redes este mes publico una entrevista a Ramon Pascual, catedrático de Física Teórica de la Universitat Autònoma de Barcelona y el principal impulsor del proyecto de instalar un sincrotrón en Cataluña, el sincrotrón ALBA. Léela en PDF aquí: Un mundo microscópico bajo una nueva luz

Anuncios

Una respuesta a “La luz “revela-secretos”

  1. Hace un tiempo accedí a los interiores de las instalaciones ( antes de que empezaran con la radiación )

    Es increible que una infrastructura así tan solo cueste 200 millones ( con lo que cuestan los estadios deportivos, por ejemplo )

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s