La emoción, según Estrella Morente

Hace unos meses -¡cómo pasa el tiempo!- entrevisté a Estrella Morente para La Vanguardia. La idea era utilizar la entrevista para dos artículos, por un lado un perfil a través de un objeto (El mantón de Estrella Morente) y por otro, una reflexión sobre los hombres para el Magazine de La Vanguardia, que es lo que he publicado este finde justamente. Estrella Morente es un personaje fascinante. Con una mirada que se clava y un discurso que te hace pasar horas escuchándola en babia. La verdad es que valió la pena pegarnos 300 km par ir hasta Reus, un domingo por la mañana de lluvia, para charlar con ella. La foto, preciosa, es del fotógrafo Jordi Play, para mí uno de los mejores fotógrafos de este país. Con una sensibilidad y una capacidad para robarle el alma a los personajes increíble.

A pesar de lo trivial y tonto que parece el tema de qué piensa Estrella Morente de los hombres, lo cierto es que ella supo salirse con la suya, huir de tópicos, y nos habló de la sensibilidad en el arte, la masculina y la femenina.

Magazine de la Vanguardia. Foto: Jordi Play

Magazine de la Vanguardia. Foto: Jordi Play

“Los hombres también se emocionan y son capaces de hacer sentir a los demás”

A los 15 años, esta granaína se plantó delante de su padre y le espetó que ella lo que quería era cantar. “Mira hija… que tú te quieres dedicar a la carrera más difícil, que es la de cantaora flamenca. Y eso es para toda la vida”, le advirtió el maestro. Y desde entonces, Estrella no se ha bajado de los escenarios. A sus casi 30 años, está embarcada en la grabación de un nuevo álbum y ha cosechado numerosos éxitos y premios. Para ella, no hay arte sin emoción, y la capacidad  de emocionarse es universal, de hombres y mujeres.

De chica, al volver de la escuela, soltaba la mochila y se iba rauda al comedor, donde casi siempre se encontraba con algún personaje de los grandes de la cultura española: Camarón de la Isla, Manzanita, José María Sicilia, Miguel Nardo, Fernando Trueba (“mi segundo padre”), y tantos otros. Y a la niña Estrella le gustaba escucharlos, horas y horas, hablar con su padre. De teatro, de flamenco, de arte, de política, de la vida. De todo y de nada. “A mí no me movía nadie del asiento”, recuerda entre risas.

Y fue así como creció esta cantaora, en pleno Sacromonte, el barrio gitano granaíno, inmersa en un mundo, el del arte flamenco, y rodeada de las sensibilidades de muchos grandes hombres que poco a poco, entre palmas, gazpachos, arroces y guitarreos, fueron forjando la suya.

Estrella se rebela contra las convenciones y los tópicos. Para ella, ahora, hombres y mujeres viven el flamenco de la misma forma. El arte, en general. La vida. Y a pesar de que las emociones suelen vincularse más a la mujer, la cantaora asegura que “los hombres también se emocionan. Y mucho. Y lloran. Y sienten. Y son capaces de hacer sentir a los demás”. Y con los ojos brillantes recuerda cómo su padre interpretaba las Nanas de la cebolla, de Miguel Hernández. “La estaba cantando y se le caían dos lágrimas por la mejilla. Te erizaba la piel, el alma. Se emocionaba él y conseguía emocionar a los demás. Eso es el arte. Emoción pura”. Y a continuación puntualiza “pero ni femenina, ni masculina”.

Porque Estrella defiende que “el arte y la sensibilidad son universales”. Sin emoción no hay arte y ante las emociones, no puede nadie. “Ha habido grandes hombres en la historia que se han emocionado, pero también mujeres, como María Zambrano, Chavela Vargas, Nina Simone… y otras muchas que han tenido el valor de decir ‘estoy emocionada y lo voy a contar, aunque sea mujer. No va a pararme nadie’. Y no se han callado y han dado un paso hacia adelante. Han sido mujeres de bandera que nos han ayudado a las que hemos ido detrás a abrirnos camino”.

Como la Niña de los Peines, una de las flamencas que más luchó por estar a la misma altura que sus compañeros del sexo opuesto. “Ella también estaba rodeada de grandes hombres, de Pepe Marchena, su marido, y de Tomás Pavón, el hermano, dos grandes figuras del flamenco”, explica Estrella,  y “la Niña se rebeló contra aquel mundo masculino y se impuso, y dijo que ella era cantaora y que como tal cobraba un sueldo. Y que era ella quien pagaba la candela de su casa. Era la mejor, un monstruo. Admiro a las mujeres, como ella, valientes que saben imponerse, respetuosamente. Y a los hombres que están ahí, apoyándolas, admirándolas”.

Dice Estrella, para quien llevar Morente de apellido es un lujo, que ella es de otra generación. La de Macanita, Miguel Poveda, Esperanza Fernández, Duquende, Potito. Que recogen el legado de los grandes y, con respeto y desde el respeto, lo renuevan. Hombres y mujeres. Mujeres y hombres. Y que ellos han abandonado el rol que durante mucho tiempo sus padres, sus abuelos, ejercieron en el mundo de este arte.

“Sería torpe por mi parte no reconocer que el flamenco siempre ha tenido tintes machistas, aunque no me atrevería a juzgarlo. Creo que es como todo en la vida, con el tiempo ha avanzado, pero habido momentos de censura, de no libertad de expresión, y de cohibición de los sentimientos. Lo he conocido pero en mi familia, por suerte, no lo he vivido”. Como casi todos los ámbitos, cree Estrella, también el flamenco se va modernizando y abriéndose al mundo, “como sucedió con el jazz, el blues, las finanzas o los toros”.

Porque tampoco en el mundo del toreo, al que está muy vinculada, considera esta cantaora que haya ya diferencias entre sexos. Al menos ahora. Crees que los hombres respetan y admiran a la mujer. “Si te dijera que he vivido un ambiente machista, te mentiría. Mi marido es empresario de la plaza de toros de Málaga, como mi suegro, y siempre han tenido muy en cuenta a la mujer. Y en Francia, sienten verdadera fascinación por la mujer torera”. E insiste, una y otra vez: “que no, que no hay diferencias en la manera de sentir y de emocionarse, entre hombres y mujeres. Emocionarse es universal”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s