Los perros de Ventura Pons

Es el director más prolijo del cine catalán: ha rodado nada menos que 22 películas en la lengua de Ramon Llull. Las ha paseado y estrenado por medio mundo y le han valido numerosas alegrías y galardones. Este año, además, está de enhorabuena: ¡Gemelos!

(Perfil publicado en el suplemento ES, de La Vanguardia, el 23 de abril)

VENTURA PONS

VENTURA PONS

Cuatro esquinitas tiene su cama. Y un perrito que le ladra a la luna se las guarda. Y cada día, antes de irse a dormir, el cineasta catalán Ventura Pons se encomienda a ese noble animal metálico, de formas rectangulares y sencillas, que su amigo, el artista escultor José Luis Pascual, le regaló. Con la cola levantada, en medio de un campo de hierba cobrizo, el can busca a su amo. O eso dice Pons, que repasa con la mirada la escultura, de apenas un palmo. Con cariño. Hace años que el cineasta la tiene en su habitación, en su mesilla de noche. “ Me acuesto y me levanto bajo la mirada atenta del perro. Quizás me cuida o me vela, por lo que pueda pasar”, afirma, al tiempo que asegura que “no es que sea supersticioso, ¿eh?”.

Pons confiesa que siente una predilección especial por estos animales, “pero sólo representados. Nada de perros domésticos, creo que tienen que estar a su aire, en libertad”. Y es fácil adivinar la fascinación que siente por ellos a juzgar por las piezas de arte que colecciona,la mayoría cuadros. En muchos, los perros son los protagonistas. Aparecen canes que miran, que guardan, celosos, desde el quicio de una puerta, a los habitantes de la casa. Que parecen explicar a quien los quiera oír alguna historia.

“Me gusta disfrutar del arte mientras estamos en este ‘barrio’”, bromea el cineasta, “aunque todo se quedará aquí cuando pasemos al ‘otro’” y añade que le encanta “tener cosas bonitas en casa, para que me hagan compañía”, en referencia a las piezas que posee.  Su relación con el arte no se limita a la contemplación; a lo largo de su carrera ha colaborado con varios creadores, sobre todo cuando andaba metido en cosas de teatro; entonces le encargaba alguna escenografía a pintores como Guinovart. “Me gusta mucho la gente creativa, capaz de hacer a partir de las cosas más normales y sencillas, verdaderas creaciones”.

Para Ventura Pons, es también un acto de honestidad. Porque “los cuadros son lo que los artistas son; de igual forma que las películas son lo que los directores somos, o los libros, lo que los escritores”. Por eso, asegura, hace las historias que le gustan y trata de que en la pantalla “se vean reflejados mis anhelos, mis neuras, mis pasiones, mis frustraciones, mis alegrías y mis penas”. Y dice Pons que es un afortunado. “Quien tenga un trabajo que le guste y que pueda hacer con continuidad es un privilegiado. Y para mí es un privilegio poder enseñar a los otros mi pasión en un momento determinado”.

Una vida fecunda

Este año Pons está de enhorabuena. Ha tenido “gemelos”, como le gusta bromear. Y es que además de una película, Mil cretins, basada en relatos de Quim Monzó, ha publicado su libro de memorias, Els meus (i els altres) (Proa, 2010), un libro que “está sorprendiendo por lo bien escrito que está y el ritmo que tiene”. A veces, se queja, olvidan que él es también el guionista de sus películas. “Tiene 312 páginas, que podían haber sido miles y miles, porque he vivido mucho, tengo la mochila vital llena de cosas interesantes que explicar. Es un libro muy sencillo, por eso gusta, porque, afortunadamente, no soy ni pretencioso ni ególatra”.

Anuncios

3 Respuestas a “Los perros de Ventura Pons

  1. Cristina, eres muy generosa con los amigos, pero deberias ser algo más realista Todos sabemos que Ventura hizo un buen documental (Ocaña, retrtat intermitent), pero más gracias al propio Ocaña y a las circustancias politicas del momento.
    Desde entonces, ha vivido de las subvenciones (amigismo disfrazado) y se ha hecho una pelicula por año gracias a nuestros dineros. (injusto……) cuando hay muchos directores mejores.
    Nada más, no me gusta Ventura ni como director ni como persona. ¡Y no soy único…!. Lo mejor de Ventura son sus amigos.

  2. Hola Maripili, a Ventura Pons lo conocí el mismo día de la entrevista. En el texto, como habrás podido leer, no hablo de él como realizador ni entro a valorar su trayectoria ni su carrera, sino que presento una faceta suya, la de coleccionista de piezas de arte y su relación con el arte. Graciar por comentar!

  3. Gracias Cristina por publicar mi comentario (no ocurre igual en otros foros, donde se censauran las opiniones que no gustan).
    Cuando tengas ocasión de hablar nuevamente con Ventura, preguntale porqué recibe tantos “regalos” en forma de cuadros y cual es su relación con los pintores-autores.
    Un saludo cariñoso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s