El alimento del cerebro

En contra de lo que creemos, para mantener nuestra mente en forma no basta sólo con alimentarla intelectualmente. La ciencia ha demostrado recientemente que el buen funcionamiento de nuestras neuronas depende, y mucho, de lo que comemos.

(reportaje publicado en el suplemento Estilos de Vida de La Vanguardia, el sábado 24 de setiembre de 2011)

Léelo en PDF: El alimento del cerebro

Hay personas que nacen con una mente portentosa. Que son capaces de realizar complejas operaciones matemáticas en un instante, o que recuerdan una cantidad ingente de datos e informaciones, o que componen bellas sinfonías. Y sin llegar a ese extremo, mientras que mucha gente tiene una memoria prodigiosa, o grandes habilidades para los idiomas, o para la física, a la mayoría de los mortales nos cuesta recordar dónde hemos aparcado el coche, sacarnos la carrera, no despistarnos ante una lectura complicada o acordarnos de qué iba tal o cual película.

Solemos creer que para mantener el cerebro activo y en buena forma la mejor solución es ejercitarlo intelectualmente. Que sólo así mejoraremos nuestras capacidades cognitivas. Y en cierta medida es cierto. El cerebro es como un músculo y necesita que lo estimulemos para sacar rendimiento y para mantenerse saludable. Pero, ¿y si nuestra salud mental pasara también por el estómago?

 

 

 

 

Anuncios

Una respuesta a “El alimento del cerebro

  1. Pingback: 25ª edición de los Premios Boehringer Ingelheim de periodismo de medicina | Cristina Sáez·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s