Reír, la terapia más divertida

La risa, altamente contagiosa, fortalece el sistema inmunitario, rebaja tensiones y alivia el estrés. Además, estrecha el vínculo con otras personas. A veces, una buena sonrisa a tiempo vale más que mil palabras.

(reportaje publicado en la revista Cuerpo Mente, en el número de diciembre)

Léelo en PDF: Reír, la terapia más divertida

 

En 1950, al ingeniero norteamericano Charles Douglass se le ocurrió una idea brillante con la que revolucionó la televisión. Se había percatado de que cuando alguien estallaba en carcajadas, acababa contagiando a quien tenía a su alrededor. En aquel entonces trabajaba en una cadena televisiva y se le ocurrió grabar a gente riendo y poner esas grabaciones en los programas de humor y en las comedias que se filmaban sin público. No hizo falta mucho tiempo para darse cuenta de que a los espectadores, en sus casas, les parecían más graciosos los gags; tendían a reír más e incluso llegaban a considerar  la serie más divertida.

Anuncios

2 Respuestas a “Reír, la terapia más divertida

  1. Para variar, me gusta como siempre, lo que escribes. No hay como reirse, de todo y hasta por gusto, ya que la exageración incluso te distiende, te hace sentir bien, como bien destacas como terapia. La chacota, la ironía fina, y los chistes, en círculos de amigos o familiares, nos regalan gratos momentos.
    Saludos Cristina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s