“En la educación, el objetivo no deben ser las notas de los exámenes, sino la felicidad”

Este mes en la revista REDES para la ciencia entrevisto a Roger Schank, un personaje divertido y bonachón, con el que habé de educación emocional.

Nos pasamos media vida memorizando cosas que poco después somos incapaces de recordar. Para Roger C. Schank eso es una pérdida de tiempo y de neuronas.  Y sabe de lo que habla. Se ha pasado 35 años ejerciendo como profesor en tres de las universidades más prestigiosas del mundo. Ahora está empeñado en crear nuevos colegios que formen a ciudadanos de provecho y no a intelectuales, en el que los alumnos sean más felices y aprendan a entenderse. Por el momento, ofrece sistemas alternativos de aprendizaje desde su compañía Socratic Arts y su organización sin ánimo de lucro, Engines for Education.

Léelo en PDF aquí: Roger Schank

No tiene ningún sentido. ¿Lo sabes, no?

¿El qué?

¡El sistema educativo actual! Se basa en muchas y malas premisas. Una de ellas es que el memorizar como loros es algo útil. ¡Pero no lo es!

Pues de pequeños en el cole la mayoría de las cosas se aprenden así.

La verdadera razón por la que se enseña a aprender cosas de memoria es porque el concepto de escuela se inventó en la época de la revolución industrial y en aquellos tiempos por lo único por lo que se preocupaban era por entrenar a trabajadores para las fábricas. Personas que hacían lo mismo una y otra vez durante muchas horas al día. Al final, se les entumecía el cerebro, por lo que decidieron prepararlos para aquello desde la escuela. De ahí que aprender sea tan aburrido. Empezaron a enseñar cosas poco divertidas que los niños repetían y repetían, así se aseguraban de conseguir buenos obreros. Y ésa es la única razón por la que hoy memorizamos.

Pero, ¿qué pasa con las tablas de multiplicar?

La única cosa que tienes que aprender de memoria son las tablas de multiplicar. Cierto. Porque cuando estás pagando algo quieres saber rápidamente cuánto es 8 por 6. Ahora bien, dime otra cosa que tengamos que aprender de memoria.

Los ríos, las capitales de los países…

¿Por qué?

Porque es útil.

¡Oh, no! ¡Estás perdida! ¡Crees en el sistema! [Ríe a carcajadas] ¡Vamos! No hay ni una sola razón por la que tengas que aprenderte los ríos de memoria. Ni las ciudades. Ni los reyes. Ni las guerras.

Lo podemos buscar en Google

Olvida Google. Vamos a hablar de cómo aprenderíamos si las cosas fueran distintas en el colegio. Seguramente, alguna vez viajes a algún lugar y mires un mapa. Por ejemplo, puede que vayas a Nueva York e investigues cómo llegar, mires lo lejos que está, qué cosas puedes visitar. Una vez has ido, toda la vida recordarás si por allí pasa o no un río, cómo se llama y no se te olvidará. Puedes aprender de memoria un montón de datos sobre la ciudad, pero carecerán de sentido. Los recuerdos van ligados a las emociones, a las vivencias. La escuela es lo opuesto a la educación. Porque la educación llega a través de la experiencia en la vida. En lugar de enseñarte el nombre de los ríos, ¿por qué no hacer una excursión con los alumnos por España y visitar ciudades y aprender in situ?

¿Y qué hay de la historia?

¡La historia es la cosa más inútil que jamás se creó! Y déjame que te explique por qué, porque cada vez que digo eso todo el mundo se enfada mucho. En Estados Unidos, nos dicen que es muy importante saber quién era Georges Washington. Cuando pregunto por qué, nadie sabe, pero me reiteran que es muy importante. Vale. Pero entonces, lees cosas sobre George Washington y descubres que tenía 100 esclavos, que se casó con una mujer rica por su dinero, que no era una buena persona… vamos, que de héroe, nada de nada. Y entonces, ¿de qué estamos hablando cuando nos referimos a la historia? ¿Hay que obviar esa parte y sólo quedarnos con que fue el padre de nuestro país?

Muchos me saltan con la frase de un tal George Santayana: “Aquellos que no conocen la historia, están condenados a repetirla”. Gran frase que, sin embargo, no funciona. Pensemos en la guerra: I y II Guerra Mundial, Vietnam, Irak, Afganistan… ¿sigo? En el cole hemos estudiado esos conflictos. Seguro que George Bush también, y, en cambio, no se paró ni un minuto a pensar sobre ello cuando decidió invadir Irak. Que enseñar historia en la escuela sirve para que no se repitan ciertos patrones no son más que pamplinas.

¿Y entonces? ¿Para qué empollarnos el libro de historia?

Porque es la forma que tiene el gobierno de decirte cosas que hacen que ellos parezcan los buenos de la película. Seguramente, en España os enseñen que la conquista de Sudamérica fue algo positivo. ¡Que le pregunten a los indios de Perú si opinan igual! En Estados Unidos nos enseñan, por ejemplo, que nunca hemos comenzado una guerra, que siempre hemos sido los buenos, que siempre hemos hecho lo mejor para todos… ¡¿Ah sí?!

Ahora, eso no quiere decir que piense que la historia es interesante, que lo es. Y también creo que la gente sí debería estudiarla, pero no todos, sino el 2% de la población que son intelectuales con conocimientos profundos, capaces de discernir sobre las dos caras de un tema. Capaces de entender el papel de la antigua Roma. Claro que es interesante saber de los romanos, pero que los estudien esos intelectuales, y que no se fuerce a todos los estudiantes a aprender sobre ellos.

Entonces, si no enseñamos ni mates, ni historia, ni geografía… ¿qué tienen que aprender los niños en el cole?

¿Quieres que te diga lo que podrían aprender en la escuela y que sería muy útil?

Cómo educar a los niños. Es algo sumamente importante en nuestra sociedad y parece que ya nadie se da cuenta ni sabe. Antes los chavales se pasaban el día con los abuelos, ahora en cambio, no. Sólo los ven de vez en cuando. Otra cosa útil para impartir en clase: medicina. En lugar de aprender la taxonomía vegetal y animal, que no te sirve de nada, podríamos aprender cosas sobre prevención, por ejemplo. O las ecuaciones químicas. ¿Te las enseñaron en clase?

¡Se me daban fenomenal!

¡Genial! ¿Y te han servido para algo en la vida? En cambio, en química nos podrían ayudar a entender qué ocurre cuando tomamos un medicamento, cómo actúa en nuestro organismo. O negocios. ¿A que tampoco te enseñan economía en el colegio? Y, sin embargo, vivimos en un mundo gobernado por los negocios. Entonces, por qué, en lugar de enseñarles mates, lengua, literatura, historia a los niños, no les damos conocimientos sobre temas psicológicos, como cómo llevarse bien con los demás; cómo educar a un hijo; cómo manejar temas económicos, pero no teoría, sino cómo llevar un negocio, por ejemplo; o cómo encontrar un trabajo…

Empecemos por el principio. ¿Qué debería aprender un niño de 4 ó 5 años?

En estos momentos, estoy creando una escuela para mi nieto de cuatro años. Y para ello, lo primero que he hecho es preguntarle qué le gusta hacer. A menudo hablo con él por Skype y hacemos cosas juntos, como jugar, dibujar. Por eso sé que le encantan los trenes y lo que es interesante es que le puedo enseñar a leer y a escribir a través de ellos. Puedo aprovechar un interés del niño para que aprenda. Por eso, en mi colegio, los peques de esa edad van a aprender cosas de camiones, de aviones, de coches. Van a jugar con ellos, a dibujarlos, a pintarlos, mientras les enseñamos a leer y a escribir.  También tengo una nieta, pero aún es demasiado pequeña para ir a la escuela. Pero cuando tenga la edad necesaria, también diseñaré uno para ella. Primero, averiguaré qué le gusta.

Necesitarás 30 profes en cada clase, uno para cada niño.

Crearemos grupos de interés. Mi nieto estará en un grupo de 12 niños con un profesor. Todos esos niños habrán convenido que les gustan, por ejemplo, los camiones. No sólo jugarán con ellos, también harán algo de música, jugarán a fútbol, todas las cosas que les interesen. En otra habitación, habrá otro grupo con otros intereses y así. La idea es que no todos hagan lo mismo, que cada uno pueda escoger aprender lo que le gusta. Por ejemplo, ¿por qué no hay un curso de diseño de ropa en primaria? Estoy seguro de que a las niñas les encantaría. No se trata de obligarlas a que lo hagan, sino de ofrecérselo en el colegio. Pensemos, ¿qué necesitan aprender los niños cuando son pequeños? A llevarse bien con sus compañeros, a comunicarse, a pensar las cosas, a leer, a escribir. Y todo eso lo puedes enseñar en cualquier contexto. No tienes por qué aburrir a los niños.

Enseñar a través de cosas prácticas y que los motiven.

Claro, como hacen los padres, por ejemplo, cuando les enseñan a hablar. No les meten un rollo de cómo se forman las coordinadas, o las subordinadas, ni les dicen que esto es un adjetivo o un verbo. Simplemente, les hablan, les corrigen. Cuando los niños no saben algo, preguntan lo que esa palabra significa. Eso es educación. Y así es como debe funcionar.  La idea actual de escuela está anticuada, pasada de moda.

¿Qué hay de la cultura general? Tal y como planteas la escuela, sabremos mucho pero sólo de lo que nos interesa, y poco o nada del resto.

Pero es que la cultura general, no funciona. En España hay un 30% de abandono escolar. En Estados Unidos, en algunos sitios es de ¡¡hasta el 75%!! No puedes ponerte a discutir sobre la cultura general cuando tienes gente que no sabe ni leer ni escribir. Lo primero que tenemos que conseguir es que se interesen; hacer que quieran ir al colegio. Aprender es divertido cuando tienes 5 años, ¿por qué luego se convierte en algo aburrido?

La transmisión de la cultura es una de las cosas que el gobierno utiliza como control. Hablaba recientemente con el ministro de educación de Italia y me decía que Dante debía formar parte del currículo escolar, que era importante para los italianos. Pero no lo es. Aquí en España os dicen que hay que aprender Cervantes. Pero no tenéis por qué. El mundo sobrevive sin él. Si quieres leer a Cervantes, puedes coger una novela y hacerlo. Nadie te detiene. Con esto no quiero decir que no tenga que haber lectura en el currículo escolar. Pero hay que crear interés en la lectura. No podemos obligar a todo el mundo a leer lo mismo. La cultura de un país es la cultura de un país y es diferente para cada persona. Seguramente, tu visión de la cultura española sea diferente a la de otra persona de este país. Por lo que no es importante enseñarte cultura española mediante la lectura.

¡Pretendes revolucionar todo el sistema!

Desde la guardería hasta la universidad. En Estados Unidos hay 3000 universidades; he enseñado en tres de ellas, las mejores, supuestamente. El problema es que fabrican gente con doctorados que se convierten en profesores en otras universidades, que fabrican a su vez a otros doctores que se convierten en profesores de otras universidades y así. Las 3000 universidades están enseñando exactamente lo mismo. Por ejemplo, todas copian el currículo de la Facultad de matemáticas de Yale. El problema es… ¿quién quiere un doctorado por la universidad de Utah en matemáticas? Muchas universidades están enseñando sin propósito alguno. En lugar de copiar el currículo, podrían escoger una universidad, que se especializara en investigación, que fuera líder, y que las otras universidades te enseñaran otras cosas, como cómo conseguir un buen trabajo. No hace falta que todos los centros educativos del mundo enseñen lo mismo. ¡Es que no debería estar permitido! El objetivo no deberían ser las notas de los exámenes, sino la felicidad, que proviene de una vida emocionante, que incorpora habilidades laborales, capacidad de razonamiento, capacidades personales, y no incluye fórmulas matemáticas ni obras literarias que consideran sagradas las distintas culturas. Tenemos que enseñar lo que importa hoy en día y dejar de enseñar cosas que no sirven para nada en el mundo real. Mi yerno, por ejemplo, se doctoró en literatura rusa. Fue a una de las mejores universidades del país y era un excelente estudiante. Pero cuando me dijo que se iba a doctorar en literatura rusa, pensé que me tomaba el pelo.

¿Por?

¿Cómo que por? ¿Y eso para qué le sirve? ¿va a conseguir un trabajo? Lo único a lo que podría optar es a ser profe y no creo que se necesiten más profes de literatura rusa… Él, claro, no estaba de acuerdo conmigo. Lleva siete años casado con mi hija y trabaja ahora conmigo elaborando cursos. Es un tipo inteligente.

¿Qué haces en Barcelona?

Colaboro con la Universidad de La Salle. Estamos preparando un programa de MBA que consiste en siete partes, cada una de un mes o seis semanas. Y una de esas partes tiene que ver con la ética en los negocios, en la cultura. Fui a ver a profesores universitarios de los EEUU y les pregunté si podían dar esas clases. Me dijeron que por supuesto. Pero cuando quise saber qué iban a enseñar… datos. Y no vamos a hacer eso. Entonces recordé que una vez conocí a un profesor de literatura rusa – que no era mi yerno-, el más prestigioso de los EEUU. Sabía que era un excelente docente y le pregunté que por qué enseñaba literatura rusa. Entonces él me contestó que él no enseñaba a sus estudiantes una obra, Guerra y Paz, Anna Karenina, sino la vida. Las circunstancias en que vivían los personajes, las relaciones humanas, cómo se enfrentaban a los problemas, el amor, el desamor. Y de todo esto es de lo que hablaba en clase. Le di unas vueltas a aquello cuando me planteé diseñar la asignatura de ética en los negocios de este curso. Y le propuse a mi yerno que escribiera una novela que fuera sobre negocios éticos, en la que los personajes se encuentran ante dilemas éticos y el lector tiene que avanzar en una dirección u otra.

Como en los libros aquellos de Sigue tu aventura

Y así es cómo entiendes los dilemas éticos, a la gente, formas de manejarlos…Los humanos nos comunicamos y aprendemos a través de historias. En una fiesta, por ejemplo, todo el mundo se intercambia historias continuamente. Y puedes aprender mucho de ellas si te las dicen en el momento adecuado. Se trata de aprender de la experiencia, del conocimiento compartido para sí, seguir tu propia aventura. ¡Buena suerte!

Anuncios

23 Respuestas a ““En la educación, el objetivo no deben ser las notas de los exámenes, sino la felicidad”

  1. Pingback: “En la educación, el objetivo no deben ser las notas de los exámenes, sino la felicidad”, Roger Schank | Cambiemos el Mundo, cambiemos la Educación·

  2. Pingback: “En la educación, el objetivo no deben ser las notas de los exámenes, sino la felicidad” | Nosotras Sí que podemos·

  3. GRACIAS!!!!!! POR FAVOR!!!!!! AUN QUEDAN PERSONAS QUE QUIEREN INTENTAR CAMBIAR Y MEJORAR LA EDUCACION PARA NUESTROS HIJOS…. DESDE MI HUMILDE LUGAR YO LO APOYO COMPLETAMENTE… GRACIAS… OJALA SE PUDIERA LOGRAR ESTA REVOLUCION EDUCATIVA…

  4. A este señor, desde sus propias premisas, no le dejaría -es un decir (porque lo podrá hacer y decir siempre)- como director de un proceso educativo. Me resulta curioso, pintoresco. Uno más, como han -y hemos- sido tantos.

  5. Mucho verso y poco objetivo . Las calificaciones indican algo . Lo importante es evaluar bien si. Debe aterrizar .

  6. Hace tiempo que pienso de la misma manera que èl, pero creo que la educación es demasiado conservadora, y hasta que no se den cuenta de ello los chicos no se van a interesar. Ojalà pudiera haber cambios al respecto y no se quede solo en una utopía
    .

  7. TODO PROCESO EDUCATIVO, DEBE SER PENSADO EN LO QUE EL EDUCANDO NECESITA EN UN MOMENTO DETERMINADO,…. GUIARLO UNA VEZ,, Y DESPUES QUE MARCHE SOLO,,, SABER USAR LOS MEDIOS QUE LE PERMITAN LOGRAR APROPIARSE Y USAR UN SABER,…..LA INTERNET,,, ¡¡¡NO LA TIENE ¡¡¡…USAR UN LIBRO…..¡¡¡¡NO LO TIENE¡¡¡¡¡¡…..SABER INTERRROGAR AL QUE SABE…..SI EXPRESA ALEGRIA,, HIZO SU AUTOEVALUACIÒN,,, CUALQUIER BUEN OBSERVADOR, INTERPRETA QUE LOGRO SUPERAR SU CAPACIDAD……. NO TIENEN SENTIDO LAS ESCALAS DE UNO A DIEZ, DE UNO A CINCO, …SON ODIOSAS Y SOLO SIRVEN PARA COMPARAR…..

  8. Me gusta mucho la idea! Hace unos años pensaba algo similar pero no lograba saber como se podria sustituir la “educación” actual que imparten en las escuelas, por una en la que sea más interesante y más práctico, en donde los niños y jovenes no lo vean como una obligación.
    Pueden leer a John Dewey y su -teoria del conocimiento- en donde encontraran algo similar e interesante sobre lo que debería ser una escuela.

  9. Soy docente de El Salvador, muchas veces he intentado hacer de las clases un experiencia, pero hay un pequeño detalle, necesito mucho tiempo para prepararlo y no es que no quiera es que los docentes en este país no tenemos ni una hora para preparar las clases, y entonces vamos a hacer lo mismo

  10. Me parece extraordinario lo que expone,sobre lo mas importante no son las notas sino la felicidad,pero como podemos hacer con las universidades si les exigen extraordinarias notas para poder ingresar a una determinada casa de estudios universitarios.¿como se haría al respecto? Gracias.

  11. Pues, yo soy una estudiante normal… Y desde hace años llevo pensando en lo que se propone aqui, y les doy la razón, las clases llegan a ser aburridas, tediosas y con el tiempo uno llega a odiarlas más que a nada, un cambio como el que se propone seria muy interesante, que los estudiantes pudiéramos aprender cosas que apliquemos en nuestro futuro, un ejemplo supongo seria el mio, mi sueño es ser diseñadora gráfica por lo que no entiendo como algunas de esas materias ya mencionadas en el artículo de arriba, pueda aplicarlas, y seria muy útil que pudiera aprender más cosas relacionadas a lo que quiero estudiar, les doy todo mi apoyo con el proyecto

  12. Correcto, hacia ello debiera apuntar…
    Sólo que a veces caemos, creo yo, en extremos, y hay una tendencia a dejar todo laxo en tal sentido…
    Ni lo uno ni lo otro.
    Tenemos suficientes herramientas que hacen a datos y fuentes de consultas que nos liberan de meterlas en el cerebro… Hay cosas necesarias de memorizarse, porque muchas veces se requieren tenerlas a la mano, otras absolutamente, no… ¡De qué me sirve, a mi y a la sociedad, que me califiquen por saber o no, cómo se llamaba el perro de Sancho Panza!
    Debe haber una base general que permita entender el devenir de la historia, las implicancias en el desarrollo del individuo y la sociedad, a fin de determinar objetivos personales y colectivos, sin embargo, hay detalles que no son vitales para ello…
    Creo que sería bueno que, a la hora de la programación, los estratos y escalones de la estructura educacional, contemplen, especialmente, la vocación, capacidades, e intereses individuales, de tal manera que la formación vaya decantando hacia un resultado final efectivo…
    Hace un tiempo en mi país se hablo tanto de una reforma educativa; no estoy en el campo educativo, pero “parece que la cosa no aparece”…

  13. Pingback: “En la educación, el objetivo no deben ser las notas de los exámenes, sino la felicidad” | Diego Guerrero·

  14. ¿Es que nadie va a decir que el emperador va desnudo? Bien, pues tendré que decirlo yo. Este hombre no dice más que tonterías. ¿Así que pasar de asignaturas serias, de disciplina, de hábitos de estudio y de cultura general, y pasar el tiempo de clase haciendo lo que te apetezca? ¿Por qué no arrancar las páginas de los inútiles libros de Historia y hacer porros con ellas, ya de paso? ¡Si es verdad, hombre! ¿De qué le serviría a nuestros hijos conocer cuántos países conquistó Leonardo da Vinci o saber que el Everest es navegable?

  15. Soy Profesor, este tipo de enseñanza lo practico no como quisiera en un 100% por que el sistema educativo de mi país que es Perú no me permite ya que todas las autoridades educativas y políticas son muy conservadoras. Además la sociedad misma en un 90% no te permite avanzar por que están tan lavados el cerebro que creen este tipo de educación es relajada y que los niños se hacen más indisciplinados.
    ¡los colegios no deben ser cárceles ni cuarteles donde todos estén uniformados y que sólo les premien a los que mejor marchan en fiestas patrias! Hagamos la educación más divertida y humana.
    Les sugiero también ver LA EDUCACIÓN PROHIBIDA .
    ¡Adelante amigo con tu proyecto!

  16. «Tenemos que enseñar lo que importa hoy en día y dejar de enseñar cosas que no sirven para nada en el mundo real».
    ¡¡¡Qué horror!!!

  17. Pingback: “En la educación, el objetivo no deben ser las notas de los exámenes, sino la felicidad” | Recursos TIC / TAC·

  18. Totalmente de acuerdo. Por eso y mucho mas mi hija de 14 no va al colegio… se educa diferente … Lee de tres a cuatro libros por mes de crecimiento personal , de educación emocional , de educación financiera , de inteligencia social etc. Asiste a un seminario de liderazgo por mes y a eventos de emprendimientoemprendimiento, va a clases de musica y danza y a cursos q ve que pueden servirle para crecer en algún tema especifico. .Es una jovencita con unas expectativas espectaculares . Es una empresaria jovencita… Que ya esta emprendiendo … Se relaciona espectacular , es lider , habla en público y ya tiene su proyecto de vida .
    Y mi hijo de cinco años esta en casa y yo misma le he enseñado a leer y escribir..igual q hice con mi hija ,. Va a futbol , a musica … Hacemos diversas actividades juntos y con amiguitos como pintar dibujar pasear ir a parques hacer manualidades y ahi mismo va aprendiendo muchas cosas.

  19. Permítanme una opinión en este tema tan importante.
    Concuerdo plenamente con el Sr. Roger Schank. Al menos en nuestro país, creo el modelo de educación que se practica está definitivamente obsoleto. Es un proceso de doce años, ocho de básica y cuatro de media que culminan con un resultado de dudosa calidad. En lo referido a la educación científico –humanista, creo la media del conocimiento de un alumno egresado de enseñanza media está muy por debajo de lo esperado.
    Más aún, este proceso de doce años, por sí solo, no parece legitimarse como instrumento para calificar en el marco de las exigencias para acceder a la educación superior. . Claro, porque luego de doce años de “estudio” es necesario cumplir con una nueva etapa adicional, el “preuniversitario”. Entonces, o lo aprendido en doce años es insatisfactorio o la exigencia de selección, en este caso la PSU , está sobredimensionada respecto a dichos doce años de aprendizaje. En todo caso, me inclino por creer lo primero.
    En este tema, creo hay dos parámetros claves. El profesor, como ente instructor y motivador, y el modelo de enseñanza aplicado.
    Creo el modelo de enseñanza aplicado resulta , por decir lo menos, tedioso, aburrido. Por que? Principalmente porque aplica la materia como un concepto aislado. El alumno “traga” pero no asimila. No se le explica “el para qué” ni “ el por qué” . No se relaciona el concepto con lo práctico, con lo cotidiano. No se lleva el concepto a una aplicación útil que lo justifique y lo haga atractivo para que perdure en el conciente.
    Cuántas fórmulas, ecuaciones , etc. de la matemática que para el alumno no tienen un verdadero sentido. Se memorizan para un examen y luego se desvanecen ante la falta de una justificación lógica. Lo importante es saber que existen, para qué sirven y saberlas usar como herramientas en la solución de problemas. No es necesario entonces memorizarlas.
    Así en otras asignaturas. Cuántas cosas “aprendidas” y luego olvidadas. Doce años para aquello……son en buena parte un tiempo desperdiciado. .

    Como dice el Sr. Schank, la memorización lejos está de entregar las herramientas que hagan de ese alumno un individuo con capacidad de análisis , que esté en condiciones de enfrentar los desafíos y problemáticas futuras.
    No es necesario memorizar la segunda guerra mundial completa. Es importante saber que sí ocurrió. Claro, viajar aporta un tremendo bagaje cultural , pero no todos tendrán la oportunidad de visitar Auschwitz. Para involucrarse con aquello bien serviría quizás ver alguna película emblemática de aquel conflicto. La historia entonces cobra vida y se asimila en virtud del registro visual . Luego, existiendo una motivación por el tema, se relacionarán fechas, países, líderes, etc. Así, igualmente en otras áreas del conocimiento. La implementación de estrategias que relacionen las temáticas con experiencias complementarias de todo tipo, son esenciales. Hoy, la tecnología. Internet, nos entregan una amplia gama de herramientas que nos permitan hacer más lúdica y atractiva una materia.

    Aprovechando la ocasión, las “ tareas para la casa”…. un contrasentido. En nuestro país se amplió el horario de permanencia en el establecimiento, justamente para circunscribir todo el quehacer educacional dentro de dicho horario. En el desarrollo integral, el juego, el esparcimiento, son elementos que no se pueden transgredir.
    El profesor….un motivador. No puede dictar y dictar. No puede escribir y escribir en el pizarrón. Tiene que ir más allá. Tiene que buscar los mecanismos que permitan que lo enseñado concite el interés del alumno. Lo entusiasme, lo involucre, lo haga participativo. Hoy por hoy, no puede “ cortar y pegar” .
    Por eso un profesor tiene que tener vocación. Y para demostrar y plasmar esa vocación, tiene que sentirse a gusto ejerciendo su misión.
    Sabido es el clamor del profesorado por sueldos más justos y el anhelo que dicha profesión sea valorada en su real mérito. Pero ese anhelado status sólo se logrará por su mismo real mérito.
    Cómo lograr aquello? ¿ cómo hacer para que la Pedagogía tenga un status a la par de Medicina , Leyes u otra?
    Creo la fórmula es una sola. Las exigencias para acceder a una carrera de Pedagogía deben ser más elevadas, vale decir, deben aumentarse los puntajes de selección. Nada más errado que los politiqueros “ofertones “ de ingreso , que sólo la desprestigian y menoscaban.
    Luego, las universidades deben revisar la malla curricular de las Pedagogías, mejorándola, complementándola. Para ello, es necesario contar con una malla curricular universal básica. A partir de ahí, deberían complementarse asignaturas importantes para la formación del docente, en un número limitado y justificado. No puede seguir ocurriendo que cada universidad adopte un programa propio, en el que muchas veces por un tema comercial, la carrera se dilata injustificadamente con asignaturas de relleno.
    Sólo en ese escenario , ser pedagogo será tan importante como ser médico, abogado, etc. De otra forma, quien se compromete con la pedagogía lo hace por mérito y vocación y no como alternativa de otra carrera para la cual no ha calificado.
    Hasta ahí todo bien. Tenemos un pedagogo calificado, con las competencias para enseñar y motivar. ( No quiero decir que no los haya , pero la calidad y excelencia del profesorado debe ser un común denominador)
    Pero…, falta algo. El Estado entonces debe tramitar a través de los “ Honorables” una nueva escala de remuneraciones para el profesorado del sector público. Sueldos que se condigan con su mérito académico y la importante misión que se les ha encomendado desarrollar.
    Claro, lo que va a ocurrir es un éxodo de profesores del sector privado hacia el sector público, pero dicho fenómeno se regulará en el corto y mediano plazo.
    En otro aspecto, el descanso, el esparcimiento del profesor también deben respetarse . Quizás un día a la semana, exento de clases , sirvan en parte para programar, revisar pruebas, etc.
    .La Educación es el pilar del desarrollo de una Nación. A su cargo está el profesor . De él depende que ese encapuchado o ese delincuente hoy, mañana se convierta en un elemento productivo para nuestro país. Claro, el rol de los padres también es vital pero…todo depende de la formación que esos padres adquirieron en su proceso educativo…….

  20. Totalmente de acuerdo.la ensenanza no tiene q ser una tortura lo principal es formar ciudadanos feluces, responsables y autosuficientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s